Retrato del Alma


Elisa Fraile, Eli para sus amigos, es una mujer de apariencia frágil pero alma guerrera.
Una soñadora nata. De esas que ya quedan pocas.
Y, es que, nuestra invitada de hoy no necesita grandes cosas.
Porque lo que de verdad la ilusiona son los pequeños detalles de la vida.
Como, por ejemplo, caminar despacio, pausadamente, a través de un parque por las mañanas.
Saboreando cada paso y cada sorbo de un café bien caliente.
Madrileña de cuna, aunque profundamente enamorada de Londres, la ciudad que le vio florecer.
Guarda fielmente en su memoria algunos recuerdos de su infancia junto a su madre
en los que andaban las dos, de la mano, por la calle, cantando y bailando.
Fiel fan de Marisol, Elisa se sabía todas sus canciones y siempre ha deseado poder cantar como ella.
A día de hoy, a pesar de seguir canturreando de vez en cuando aquello de que la vida es una tómbola,
Eli ha encontrado el camino para reconectar consigo misma y conocerse un poquito más a través del ecstatic dance.
O, como ella lo define, la meditación a través del movimiento del cuerpo, del baile.
Y es que cuando las personas se conocen a sí mismas y aprenden a quererse sin importar el qué, ni el cómo,
descubren también el profundo placer de la soledad.
De pasar tiempo a solas.
De simplemente estar.
Estar y ser.
Porque, como dice ella, la felicidad es simplemente ser quien eres.
Ni más ni menos.
Aceptar todo tal cual es, tanto lo positivo como lo negativo.
Felicidad es, al fin y al cabo, estar vivo y sentirse agradecido por ello.
De naturaleza, curiosa.
No hay cosa que más le guste que probar cosas nuevas.
Nuevos talleres o nuevas actividades.
Tanto es así que, a lo largo de su vida, Eli ha pasado de querer ser una humilde pastorcilla de
ovejas a convertirse en lo que es hoy: coach y mentora especializada en Autoestima.
Tras una trayectoria académica y profesional fuertemente marcada por el Marketing y la Publicidad,
Elisa ha decidido reinventarse y poner sus talentos al servicio de los demás a través del coaching y la formación.
Poco a poco, Elisa se va convirtiendo en todo un referente en lo que se conoce como Body
Positivismo. Un movimiento que está revolucionando Lo que más le emociona de su profesión es la oportunidad que le brinda de conocer gente maravillosa,
aprender de ellas y poder ayudarlas.
Y es que, en realidad, para ella no es un trabajo.
Es un regalo poder aportar a los demás tanto como ella misma recibe de vuelta.
Agradecida a la vida y a sus padres.

A su padre, a quien quiere con locura.
Y también a su madre quién, a pesar de ya no estar junto a ella en el plano físico,
continúa caminando a su lado, de la mano, guiándola para que no se pierda y no se sienta sola.
Profundamente satisfecha de la persona en la que se ha convertido,
porque, a pesar de haber pasado por muchas cosas,
siempre ha logrado superar los obstáculos y tirar de sí misma para salir adelante.
Y esta es la gran lección de su vida,
que nadie más que una misma puede darte lo que necesitas.
Que no se le puede exigir al otro que cubra tus necesidades,
que eres tú quien ha de aprender a cuidarse, amarse, respetarse.

Elisa Fraile

Elisa Fraile

Coach y mentora especializada en autoestima

 

Una mujer sencilla, alegre y risueña.
Que ha aprendido a quererse, por dentro y por fuera.
Y que trabaja duro cada día para lograr que todas esas mujeres de ahí fuera,
se enamoren de la persona que mas les va a querer en la vida: ellas mismas.