Retrato del Alma


Maghavat Ishaya es un monje y maestro de vida.
Apasionado por vivir y experimentar al Ser y la Conciencia en todas sus formas.
Desde bien pequeño, Maghavat sintió que él quería hacer algo por el mundo.
Que quería dedicar su vida a Dios.
Intrigado por el misticismo de lo sagrado, su sueño siempre fue ser sacerdote.
Todo para poder hacer y encontrar su razón de existir.
Su lugar en este mundo.
Mexicano de nacimiento, experimentó en primera persona el peso rotundo del desgarro en una
sociedad que tantos años lleva pidiendo la paz.
La tranquilidad.
El sosiego.
La violencia más injusta y sinsentido se llevó a su padre delante de sus ojos.
Sin poder hacer nada para poder evitarlo.
Así, de cuajo, la vida le arrancaba a Maghavat un parte de sí mismo.
Sumiéndolo en un profundo agujero negro de incomprensión y desesperación.
Pero es que, a veces, la vida no tiene una explicación.
Un por qué.
Tan solo viene y nos da un vuelco del revés.
Pero lo que sí que tiene son lecciones.
Lecciones de vida.
Porque si aprendemos a escuchar, lograremos aprender de todo aquello que nos sucede.
Y eso es exactamente lo que hizo Maghavat,
que entre tanto dolor y tantas preguntas sin respuesta, logró encontrar su camino y abrir los ojos por primera vez.
Despertar.
Al mundo.
Al ahora.
A la vida.
Fruto de este proceso de despertar espiritual y autoconocimiento,
a día de hoy, Maghavat dedica su vida a servir al otro.
A ayudar al Ser de las personas a recordar su naturaleza consciente.
Y es que, desde el más humilde ejemplo, aspira a invitar a otros a descubrir lo que es vivir la
vida intensamente.
Brindar esperanza y ofrecer una guía para vivir una vida sin miedo.
Presente y en tranquilidad constante.
Su profesión, aunque en realidad, para él no es una profesión, sino más bien una forma de vida.
Le aporta propósito, intensidad, descubrimiento, humildad y vacío.
El vacío de ser.
De estar.
Y de amar.
Una de las cosas que nuestro invitado recuerda con más cariño de su infancia es el sentido del
asombro que siempre estuvo ahí.
Junto a él.

El placer de contemplarlo todo.
Sin noción del espacio.
Ni del tiempo.
El gozo intenso.
Y la más pura perfección.
La del silencio.
La del vacío.
Le emociona vivir cada instante lo más intensamente posible.
Andar en moto.
Buscar nuevas maneras de servir.
Y poner sus talentos al servicio de los demás.
Seguir creciendo.
Aprender.
Y continuar expandiendo su conciencia.

Maghavat Ishaya

Maghavat Ishaya

Coach Espititual

 

Un hombre sencillo, que comienza y termina sus días meditando.
En silencio.
Vaciándose de sí mismo.
Y llenándose de la vida.